Melatonina: hormona del sueño

La melatonina es una hormona producida por los pinealócitos de la glándula pineal (el cual se localiza en el hipotálamo). La melatonina participa en la sincronización de los biorritmos (es por eso que se llama «la hormona del sueño») y influe conjuntamente en el sistema hormonal e inmunológico.

El llamado «jetlag» provocado por las horas de viaje, las siestas prolongadas durante el día, la fata de sueño en las noches, no tener un horario adecuado para acostarse, entre otros, son factores que alteran los ritmos circadianos del cuerpo, lo que lleva a la inevitable insomnio crónico. La ingesta de melatonina en tabletas ayuda a normalizar estos ciclos.

la Influencia de la melatonina en los biorritmos

en Las personas, los períodos de sueño y vigilia varían con intervalos cíclicos, dependiendo de factores externos, siendo el más importante de ellos la incidencia de la luz. Durante las horas de la noche, el organismo comienza a producir melatonina, y esto prepara el cuerpo para dormir.

La secreción inadecuada de la melatonina contribuye a la disminución de la profundidad y la calidad de sueño y, por tanto, de bienestar en general. Esto se debe al hecho de que, durante la noche, el cuerpo recupera sus fuerzas y normaliza el trabajo de todos los sistemas (empezando por el sistema nervioso y terminando por el muscular).

El antioxidante más potente

Las investigaciones científicas muestran que la melatonina es un potente antioxidante y un gran captador de radicales libres. Durante el sueño, la hormona penetra en todos los tejidos y órganos del cuerpo, acción que atenúa el daño celular causado por los procesos oxidativos.

La hormona melatonina es una protección completa contra el envejecimiento debido al hecho de que la mayor parte de sus funciones antioxidantes se centra en frenar los daños causados en el ADN. La disminución en la producción de melatonina está directamente relacionada con el envejecimiento de la piel y de los demás órganos.

El déficit de melatonina y las depresiones

Además de la secreción de melatonina en la glándula pineal también es responsable de la producción de la serotonina, conocida como la hormona de la felicidad. La deficiencia de serotonina lleva a desarrollar depresiones, lentitud en los procesos de pensamiento y deteriora el estado de ánimo. El déficit de esta hormona es tratado con antidepresivos.

Es importante destacar que la melatonina se sintetiza directamente de la serotonina. La falta de melatonina, literalmente, obliga al cuerpo a elegir lo que es más importante: tener pensamientos positivos y de buen humor o dormir bien. A menudo todos estos procesos se ven afectados, lo que lleva a la aparición de problemas más complejos.

la Producción de melatonina

La concentración de melatonina en la sangre, tiene una variación que oscila a lo largo del día y estas variaciones están directamente relacionadas con la luz. La mayor concentración se observa entre la medianoche y las 5 de la mañana: hasta el 70% de la melatonina se produce durante este período (20-30Mkg aprox).