Cuando una mujer está preparada para ser madre

El deseo de ser madre, llega a casi todas las mujeres, pero la decisión depende mucho de la realidad y de los valores de cada una de ellas. La decisión de ser madre no debe tranformar en una obssessão ni tan poco en una condición sin consecuencias. El tener un hijo es una responsabilidad y un compromiso, una decisión que debe ser meditada con tranquilidad, confianza y sinceridad.

¿qué es necesario para ser madre

Esta es una cuestión que circula por la cabeza de muchas mujeres en algún momento de sus vidas. El deseo de ser madre, de tener y cuidar a los hijos, llega a casi todas las mujeres, pero la decisión depende mucho de la realidad y de los valores de cada una de ellas. Algunos no dudan, tienen esto muy claro; otras desean, pero se sienten inseguras, no preparadas; y otras, aún que deseen tanto como las demás, no encuentra o no dispone de espacio en su vida para tener un hijo. En todo caso, la decisión de ser madre no debe transformarse en una obssessão, ni tan poco en una condición sin consecuencias. Tener un hijo es una responsabilidad y un compromiso, una decisión que debe ser meditada con tranquilidad, confianza y sinceridad.

Para ser madre, no se requiere el título ni experiencia. Tan poco es una opción que llega con un manual de instrucción. Nadie nace preparado para ser una madre. Sin embargo, las mujeres que están tratando de ser madres pueden contar con gran cantidad de información sobre salud, educación, embarazo y parto, ya sea en la televisión, en la radio, o a través de internet. Incluso ya hay algunas escuelas para padres.

La experiencia de cada mujer, de cada madre es única, personal e incomparable. Una madre con o sin marido, biológica o adoptiva, siempre será una madre, sin diferencias. La discrepancia residirá en la forma como recibe cada hijo, como el educa y cuida. Sin embargo, hay algunos factores que deben ser considerados por las mujeres que están deseando ser madres:

– Es recomendable que se tenga un socio con quien va a compartir de un embarazo, la educación y los cuidados del bebé.

– Es importante para un bebé a tener una mamá y un papá. Una madre soltera puede perfectamente hacerse cargo de un bebé, pero si puede tener complicidad y el compañerismo de un marido, mejor.

– Es importante estar muy bien informada sobre los costes que supone tener un bebé. Es recomendable que tenga ahorros para que pueda hacer frente a los gastos que se disparan principalmente en los últimos meses del embarazo, y durante la preparación para la llegada del bebé. Es necesario planificar económicamente el embarazo.

– La salud es lo más importante cuando se decide ser madre. Además de una buena alimentación conciliada con una vida saludable, te ayudará a quedar embarazada con facilidad, y también que tenga un embarazo y un parto más saludable.

– Es aconsejable no concebir un bebé, si la madre está viviendo un momento de tensión provocado por alguna enfermedad, o una separación, o una crisis en el trabajo. Algunas mujeres piensan que un embarazo puede solucionar algunos problemas, sin embargo están equivocadas. Sólo sería un problema más. Los estados de tensión pueden repercutir negativamente en su estado de ánimo, pudiendo llevarlo a estados de ansiedad y depresión.

– Es necesario una mentalización sobre todo el que pueda sufrir durante el embarazo. Es necesario estar preparado y utilizar ese deseo para evitar enfermedades propias del embarazo no se desanime ni la haga estar quejándose todo el tiempo. El embarazo NO es una enfermedad.

– Busque mantener pensamientos positivos en cuanto a embarazo. Manténgase alejado de las ideas preconcebidas y de las quejas tan obssessivas. Equilibra las emociones y céntrese en cada momento de una forma positiva.

– Escuchar la experiencia de otras madres, las abuelas, por ejemplo, es muy recomendable. Sin embargo, recuerde que cada familia es diferente y no siempre se debe de seguir los mismos consejos. Lo mejor es dejarse guiar por sí misma o por el obstetra.

– Cuando una mujer está convencida de que quiere ser madre, no siempre se consigue en el primer intento. En este caso, no se debe permitir que la inseguridad invada su vida. Tenga un poco de paciencia. Todo llega cuando tiene que llegar. No se desespere nunca.

– Es importante que quede claro en cuanto a quedar embarazada, siempre acompañado de un profesional. La fertilidad, la edad, los riesgos, la alimentación, la salud, etc. No rechace ninguna explicación. Así se sentirá más segura. Si desea tener un hijo, no genera dudas.