Enfermedades más comunes en los bebés de 0 a 1 año

Durante el primer año de vida, las enfermedades del bebé son frecuentes y, a veces, peligrosas. Es muy importante consultar con el pediatra cuando tengamos dudas sobre el estado del bebé. En los primeros meses de vida (menos de 3 meses), las infecciones pueden ser graves, por lo que, si el bebé presentar fiebre, debe ser atendido en un hospital, donde generalmente realizarán un análisis de sangre y de orina.

las Enfermedades más frecuentes en el primer año de vida del bebé

Las infecciones más frecuentes son las infecciones respiratorias (catarros de las vías superiores, pneumonias, bronquiolitis), otitis, las intestinal, las infecciones de la orina y de las infecciones de la piel.

Las infecciones respiratorias pueden afectar a las vías superiores (catarro), una enfermedad frecuente, pero ligero. El niño se encuentra preocupada por la congestión nasal y la tos. Puede comer un poco menos y puede mejorar con la limpieza nasal y la humedad ambiental.

Si afectar a las vías respiratorias inferiores, la enfermedad es más seria. Puede tratarse de una bronquiolitis (infección de los bronquíolos) que en ocasiones requiere de hospitalización y tratamientos específicos. También puede tratarse de una neumonía, que si es de origen bacteriano requieren tratamiento con antibióticos (oral o intravenoso, en algunos casos).

Las otitis son las infecciones más frecuentes. Es una infección generalmente bacteriana, a veces como complicación de un catarro de las vías superiores, y que, según la edad, puede evolucionar bien sin antibiótico o requerir tratamiento con antibióticos. En el primer año de vida, las otitis deben ser tratadas con antibióticos. Pueden ser muy molestas y dolorosas, el bebé se despierta llorando en la noche y no quiere comer porque el oído duele al tragar algo.

Las intestinal también son muy frecuentes, generalmente de origen viral, que no requieren tratamiento específico, pero requieren constante hidratación oral. El bebé debe ingerir líquido suficiente (suero de rehidratación oral) para no sufrir una deshidratación. El bebé puede presentar vómitos, diarrea o ambos.

Las infecciones de orina deben ser descartadas delante de un bebé de menos de un año o dos, con fiebre sin foco claro. Se realizará un examen de orina para tener una idea de si tiene o no la infección a través de la cultura de la orina, antes de iniciar el tratamiento con antibiótico. En algunos casos, según la edad del niño, y de acuerdo con la infección y de su estado general, será necesario un tratamiento hospitalario.

Las infecciones de la piel y de los tejidos blandos pueden requerir tratamiento antibiótico (oral o por tema, dependiendo del caso), en algunas ocasiones la hospitalización. Algunas infecciones como la varicela, el sarampión, la rubéola, exantema súbito, urticaria infecciosa, son de origen viral y por lo general no requieren tratamiento con antibióticos, salvo en los casos específicos de superinfecção o complicaciones.

Malena Hawkins
Pediatra

    la

  • Facebook
  • la

  • Twitter
  • la

  • Whatsapp

  • la


  • Comentarios

Relacionados

La gripe en bebés y niños

chequeos médicos y caseros del niño

10 enfermedades raras que afectan a los niños

¿qué hacer si el niño tiene depresión

Por que los niños suelen pasar mal por la noche?

la Prevención y el tratamiento de la otitis en niños

0 comentarios

O mais visitado

10 ideas para conectarse con su bebé

Los niños pueden aprender de sus sueños

Los riesgos laborales de la mujer embarazada

El reto de ser mujer, madre y trabajadora

    la

  • Quem somos
  • la

  • Termos de uso e privacidade
  • la

  • Leute sé
  • la

  • Anunciantes
  • la

  • Mapa de hacer sitio

GuiaInfantil.com es líder en audiencia entre los sitios para padres con 8,5 millones de usuarios únicos en España, America Latina y España.

Todos los derechos reservados el Pulgar de Medios S. L. © 2000-2018. Licencia de la SGAE SGAERRDD/5/267/10111012