Embarazo en Navidad. Consejos para disfrutar de las fiestas

Las fiestas de final de año pueden cambiar la vida cotidiana de la mujer embarazada. Las grandes comidas, las jornadas de compras, las cenas y fiestas nocturnas, las fiestas y los desplazamientos para ver a la familia pueden afectar su salud. Por este motivo, es conveniente tomar una serie de medidas de prevención para que las fiestas navideñas y las celebraciones familiares sean compatibles con el embarazo.

Disfrutar de las fiestas en el embarazo

El ritmo cotidiano de la vida cambia en Navidad también para las futuras mamás que esperan ansiosamente su bebé. Empezando por compras esgotantes hasta las reuniones familiares y sociales, que a veces se complican con desplazamientos a otros lugares para encontrar a sus seres queridos, el ritmo puede ser muy frenético para la mujer embarazada.

1. Sea el centro de todas las miradas. Disfrute de los encuentros con familiares y amigos para iluminar su embarazo. Sentirse amada y como centro de todas las miradas te gustará mucho.

2. Piense en su bebé. Adaptar su estilo a las necesidades del embarazo, te hará descansar más y llevar las cosas de una manera más relajada. Piense que en las próximas fiestas tendrás a tu bebé en sus brazos.

3. Comprar ropa de fiesta. Disfrute de la Navidad para comprar ropa pre-mamá hermosas y elegantes, para mostrar su embarazo. Usted se sentirá como hermosa y especial. Piense, sobre todo, en la comodidad y señale el «look» de embarazada con complementos de fiesta.

4. Haga un mimo a usted mismo. Un masaje, una sesión en un Spa, una clase de yoga o pilates puede ayudar a conciliar esa actitud de bienestar, serenidad y alegría, que tanto favorece el espíritu durante las fiestas de Navidad.

protéjase en el embarazo contra los excesos de la Navidad

1. El humo del cigarrillo. Evite los ambientes cargados de humo. Si usted está embarazada, evita más que nunca ser una fumadora pasiva, ya que el humo puede ser perjudicial también para su bebé.

2. Alcohol. Elija agua en lugar de vino para las comidas y cenas. Si tiene que brindar con la familia en Navidad y en Año Nuevo, sólo moje los labios. Cualquier cantidad de alcohol que consume, por mínima que sea, puede cruzar la barrera placentária y llegar a su bebé.

3. Comidas. Si usted está sano, puede comer de todo lo que quieras, de una forma equilibrada. La moderación en la cantidad de comida que ingiere debe ser su principal foco de atención durante las fiestas. Puede probar de todo, pero en pequeñas cantidades o raciones. Así, su digestión será más ligera y pequeña, y así evitará sufrir de indigestión o empanzinamento.

4. Los dulces. Tiene un alto valor calórico y abusar de los dulces navideños te puede hacer engordar más de lo necesario. Si es diabética o sea diagnosticada durante el embarazo, debe seguir estrictamente las indicaciones de su médico sobre el consumo de azúcar.

5. Reuniones sociales. Estar presente en las fiestas y reuniones familiares o de amigos, es un regalo para la mujer embarazada en Navidad. Disfrute de la música, pero evite baladas muy concurridas. No te quedes demasiado tiempo en pie, hable y hable con los demás, sentada, para que no se aburra mucho en las fiestas.

6. Sueño. Busque ir pronto a su casa para respetar sus horas de sueño. El descanso nocturno es muy importante durante el embarazo para recuperar fuerzas y energía.

7. Compras. Organice su lista de la compra para evitar hacerlas todas de una vez. Anticipe sus compras para ir a las tiendas en los días y horarios que tengan menos aglomeración de gente. Evite llegar al agotamiento. Cuando se sienta cansada, para volver a casa.

8. Viajes. Durante el embarazo, dependiendo del trimestre de la gestación, la mujer embarazada debe tomar una serie de precauciones con los desplazamientos y el tipo de vehículo (avión, tren, coche). Siempre elegir desplazamientos pequeños, que tome en cuenta las medidas de precaución en los viajes durante el embarazo. Siempre recuerda estirar las piernas y caminar un poco para mejorar la circulación de las piernas y la retención de líquido que se puede acumular en las rodillas.

9. Escuche a su cuerpo. Ante el menor signo de incomodidad o malestar, descanse y relájese. Si está sufriendo de algunos inconvenientes propios del embarazo, siga siempre los consejos de su ginecólogo.