Cómo educar a niños con valores. La gratitud

La gratitud es uno de los valores más apreciados y respetados a la hora de educar a los niños. Aprender a decir «gracias» o agradecer colabora con el bienestar y el reconocimiento del niño. Como todos los otros valores, se enseña a agradecer con el ejemplo, enseñando a los niños nuestras propias acciones de agradecer. Padres agradecidos y cariñosos crearán hijos agradecidos y cariñosos.

Consejos para enseñar a los niños a ser agradecida

se Puede enseñar y practicar la gratitud de diferentes maneras y en diferentes momentos del día. A la hora de educar a su hijo en la gratitud es importante que tengas en cuenta la edad que se tenga. Siga algunos consejos:

1 – Los padres deben tener en cuenta que los niños menores de 2 años no entienden cual es el sentido de agradecer. Pueden decir «gracias», pero será como una repetición de lo piden a ella y no de lo que ellos sienten.

2 – A partir de los 2 o 3 años, los niños ya tienen un concepto más amplio de gratitud. En esta fase es bueno aproveitarmos para enseñar a ellas que el acto de agradecer es gratis y que al agradecer no debemos esperar nada a cambio.

3 – en El ejemplo, tanto de los padres como de los educadores, es fundamental a la hora de inculcar este valor en los niños. El mejor profesor para enseñar gratitud a los hijos son los padres.

4 – Los niños deben aprender a dar las gracias, no sólo por el material, pero también por algún gesto que han tenido con ellas. Gracias por invitarme a extender la mano, por dejarme pasar, por llamarme, por haber preparado mi desayuno, almuerzo, cena, etc.

5 – se Debe enseñar a los niños a dar las gracias por las pequeñas cosas o acciones. También que sean agradecida consigo mismas por los pequeños esfuerzos como tender la cama, la mochila, hacer los deberes, etc. Además, también podemos enseñarles a dar las gracias por caminar tan buena que tienen, por su familia, hermanos, por su escuela, profesor (a), amigos… Eso les enseñará a valorar lo que tienen.

6 – En la escuela, es muy importante que los educadores reconozcan el esfuerzo de los niños, gracias-les dijo un par de veces.

7 – Agradecer por las cosas positivas que ocurre con ellas es que los niños busquen hacer siempre el bien. Debemos enseñar a un niño a ser agradecida no sólo con palabras, sino también con detalles, gestos, sonrisas, besos y abrazos.

8 – a La hora de la cena, un buen ejercicio es hablar con los niños y preguntar a ellas, ¿cuál fue el momento del día en que ellos más desean agradecer. Por cierto, dar las gracias antes de cualquier comida y recordar las que en aquel momento muchos niños no tienen qué comer ayuda a los niños a ser agradecida.

9 – Otra idea es la de dar responsabilidades a los niños como recoger sus juguetes, o que la ayude a poner la mesa, para que se sientan valorados cuando agradecer a ellas.

10 – Otra sugerencia sería enseñar a los niños a elaborar tarjetas de agradecimiento en su fiesta de cumpleaños, por la presencia de cada amigo. Podría ser un dibujo o un simple mensaje de agradecimiento.