La primavera y los niños

En alguna parte del planeta la primavera se hace presente. Normalmente esta estación es acompañada por un tiempo firme, temperaturas más agradables que nos invitan a salir de casa y a disfrutar de la vida al aire libre.

La naturaleza, llena ahora de colores, despierta un deseo en los niños por todo lo que está a su alrededor. Los niños preguntan, hablan, investigan, exploran, experimentan y tratan de encontrar un sentido en todo lo que se refiere al medio ambiente.

Los sentidos que la primavera despierta en los niños

Ante la inquietud y curiosidad de los niños, padres y educadores pueden satisfacer les realizando con que favorezcan la exploración y la interacción con el medio, y que fomenten su autoestima, al diálogo, a la reflexión, afectividad, etc. Todo dentro de un trabajo educativo orientado a los intereses del niño y a su formación a través del juego y del placer en divertirse. En la primavera, un paseo por el parque, un paseo por un jardín o al campo, o simplemente el camino de ida y vuelta de la escuela son escenarios maravillosos para empezar esta agradable aventura. Así que, adelante!

La primavera puede ser muy estimulante para los niños. La gente propone algunas de las tareas que los niños pueden hacer en esta estación de las flores, de los colores y aromas especiales:

Actividades para la primavera y los niños

– Podemos quedarnos tranquilamente en los animales que encontramos en nuestro camino y que ahora salen con el sol: caracoles, pájaros, lagartijas, mariposas… Escuchar el canto de los pájaros, el ruido del río… de Esa forma, también se estimula la audición.

– La gente se da cuenta de que los árboles que tenían pocas hojas (o ninguna) comienzan a tener flores, botones, pequeñas hojas. Tocamos en el tronco, las hojas… (así estimulamos el sentido del tacto).

– Si vamos con una mochila en la espalda, podemos llevar un cuaderno, un lápiz, lápices de colores o rotuladores y sentarse debajo de un árbol sombrosa y dibujamos y pintarmos la naturaleza. El niño puede anotar en el cuaderno el nombre de todos los animales y animalitos que vio durante el paseo, además de las plantas que ha logrado reconocer.

– Comenzamos a ver y a disfrutar de las diferentes flores que van floreciendo. Experimentamos sus aromas (incluyendo los fertilizantes del jardín). Estimulamos así el sentido del olfato. El cuidado es con el polen de esa época que para algunos niños puede ser un peligro.

– También observamos los distintos trabajos que están realizando los jardineros: poda de árboles, la apertura de nuevos huecos para plantar árboles que en poco tiempo ya se estarán dando sombra, poniendo abono y fertilizantes en la planta, limpieza de la planta, haciendo dibujos con los árboles, etc. No es muy difícil en esa época encontramos un jardinero que seguro que estará encantado de responder amablemente a nuestras preguntas.

– cada mañana, cuando en verdad nos levantamos podemos ir viendo cómo el tiempo va cambiando y si pensamos con la mamá y el papá que la ropa que el niño deberá realizar de acuerdo con el clima (lluvia, sol, frío, calor, viento…). Los padres pueden preparar un calendario en el que los niños puedan pintar un sol, una nube, una nube tapando el sol, un paraguas de acuerdo con el tiempo que está haciendo en ese día. A los niños les gusta mucho de ver como pasan los meses para la llegada del verano.

– Con el paladar, la gente puede degustar los sabores de la primavera. En esta temporada hay muchas frutas y verduras que proporcionan al organismo una buena fuente de vitaminas y minerales. Ustedes pueden dar un paseo por el mercado, o al supermercado, o a un huerto o granja para saber lo que está llegando la primavera. Por ejemplo, las fresas, kiwis, aguacates, naranjas, peras y muchas otras frutas de esta hermosa estación.

Actividades infantiles para estimular los sentimientos

Con el sentimiento aprendemos a observar, preguntar, investigar y emocionarse con las cosas pequeñas. Como refuerzo a todo lo que hemos visto en este día podemos pedirles que hagan un dibujo de lo que más les haya gustado. Por otro lado, podemos buscar en Internet dibujos para colorear de diferentes animales y plantas o flores que podamos poner en las paredes y en las puertas para decorar y alegrar el ambiente.

Actividades infantiles para estimular la voz

Con la voz podemos cantar con las canciones infantiles sobre los diferentes animales que van viendo (caracol, araña, mariposa) en la primavera, y todo lo que se refiere a la estación como el sol, la lluvia, el viento… Todas esas canciones, además de la determinación de los mismos, pueden ayudar a los niños a conocer y a aumentar su vocabulario y que practiquen correctamente con la pronunciación correcta. Que se conecten emocionalmente con el que canta y, por lo tanto la posibilidad de expresar libremente sus sentimientos.

Maria Concepción Luengo del Pino
Psicopedagoga – Madrid