Cuando la timidez es un problema para los niños

Es absolutamente innegable que cada niño es único y diferente. No hay dos iguales. Como padres sabemos que cada niño o niña tiene su propio temperamento y personalidad, su modo de interactuar con el mundo, sus preferencias y sus gustos desde el momento en que nacen.

Cuando los niños crecen, la gente puede observar como algunas son más espontáneas y abiertas y otras que son más tímidas y retraídas. Algunos niños se bloquean fácilmente una conversación con extraños, mientras que otras se esconden detrás de la mamá hasta que logren ‘romper el hielo’. En este último caso, los padres deben actuar? Es necesario intervenir y modificar su forma de ser o es preferible esperar y respetar su modo de ser en el mundo? Intervenir, esperar, respetar? Lo que debemos hacer?

La timidez de los niños no es un problema

En primer lugar debemos entender que la timidez en los primeros años de vida no debe ser considerada un problema. Sólo más por encima de los seis o siete años de vida, es que el niño manifiesta abiertamente problemas de relación con sus compañeros y deberíamos hablar con un profesional de la psicología infantil.

Los niños a medida que crecen y se desarrollan van adquiriendo diferentes habilidades y destrezas, entre ellas las socio-emocionales. Habilidades sociales que les permitirán interactuar con los demás de un modo saludable y gratificante. Estos, al contrario de lo que creemos, son innatas, por lo tanto, no nacemos con ellas y podemos aprender. Los mejores profesores en la infancia son los adultos de referencia (los padres) y de ellos y con ellos los niños aprenden a relacionarse con los demás.

Son muchos los padres que consultan sobre la timidez de sus hijos de 2 o 3 años, de 4 o de 5. Estos padres se preocupan de que sus hijos no saben relacionarse adecuadamente con sus compañeros del parque o de la escuela. Tienen miedo de que no sepan defender sus intereses ante los demás, que estén al margen de el incluso sea un hazmerreír.

Esta preocupación es todo normal y comprensible, ya que siempre que se habla de niños tímidas y retraídas lo hacemos desde el punto de vista negativo, desde la necesidad de fomentar en ellas la confianza que les falta para aumentar su autoestima. Es cierto que para estos niños la gente debe proporcionarles las habilidades sociales y recursos personales para que puedan, en un futuro, relacionarse con los demás, sin dificultad, pero al mismo tiempo, los padres deben ser prudentes y respetar los tiempos de cada niño o niña.

Antes de buscar ayuda profesional y de intervenir, los padres deben entender que hay niños que necesitan más tiempo que otras para adaptarse y relacionarse, que llevan más tiempo para que se sientan cómodas y abrirse con los demás.

Pero, también hay otros niños que simplemente eligen no participar en alguna actividad social, porque no las interesa. Sea cual sea el caso, debemos respetar su modo de proceder sin presionar para que se cumplan, beijing o interactúen con la abuela, la maestra o a la persona de la clase que quiere jugar con ella.

¿qué hacer si nuestro hijo es tímido

La respuesta es: ser respetuoso con su forma de ser y eso no significa forzar, insistir, no obligar. Significa aceptar sus reacciones y no dar importancia a su comportamiento, a su negativa a saludar o interactuar con los demás. Significa dar tiempo para que ella decida si quiere o no participar, que vea y tenga en cuenta la situación.

Si no presionamos, si no obrigarmos, si no insistimos, el niño o la niña que se muestra inicialmente tímido y retraído, tendrá la oportunidad de iniciar la relación social cuando se sienta preparado. Cuanto más insistimos será peor, por eso hay que evitar:

– Censurar, criticar o castigar su modo de ser.

– Pelear por no querer dar besos o saludar.

– Responder por él o ella cuando le hacen alguna pregunta.

– compararla con otros niños o hermanos, porque cada niño es especial, única e incomparable.

Acepte a su hijo como él es, y te ofrece diferentes oportunidades de interacción social y respetar su tiempo. Los niños necesitan de su tiempo para saber cómo actuar en sociedad.

Sara Tarrés Corominas

Psicóloga infantil 

Orientadora infantil

    la

  • Facebook
  • la

  • Twitter
  • la

  • Whatsapp

  • la


  • Comentarios

Relacionados

Teatro infantil. Beneficios del teatro para los niños

El niño tímido. La Timidez infantil

El niño tímida, inhibida o retraída

los Niños sumisas. Cómo cambiar su comportamiento

la timidez y La vergüenza de los niños

0 comentarios

O mais visitado

10 ideas para conectarse con su bebé

Los niños pueden aprender de sus sueños

Los riesgos laborales de la mujer embarazada

El reto de ser mujer, madre y trabajadora

    la

  • Quem somos
  • la

  • Termos de uso e privacidade
  • la

  • Leute sé
  • la

  • Anunciantes
  • la

  • Mapa de hacer sitio

GuiaInfantil.com es líder en audiencia entre los sitios para padres con 8,5 millones de usuarios únicos en España, America Latina y España.

Todos los derechos reservados el Pulgar de Medios S. L. © 2000-2018. Licencia de la SGAE SGAERRDD/5/267/10111012