El mejor regalo que podemos dar a los hijos

El mejor regalo que podemos dar a nuestros hijos no se compra, es gratis! Cual es la madre o el padre que no quiere dar todo de la mejor práct su hijo?

Muchas veces, las preocupaciones de los padres se reducen a que su hijo coma bien, que tenga la mejor asistencia médica, en los que se estudie en el mejor colegio, o que esté siempre bien vestido y tenga los juguetes más modernos. Será que todo esto es para un niño?

Regalo que podemos dar a los hijos

Lo que necesitan los niños para ser felices? Alguna vez has pensado en eso? Desde mi punto de vista, educar a los hijos significa enseñarles a crecer, a decidir, a elegir, y prepararlos para que sepan vivir y dar la vuelta en diferentes tipos de situación. Lo que sucede es que muchas veces nuestros errores en nuestra forma de educar. Algunos padres exageran y terminan protegiendo demasiado a sus hijos. Yerran porque dan todo, materialmente hablando, a sus niños y se olvidan de enseñarles a valorar lo que tienen.

Otro error que es muy común entre los padres es tratar de dar todo al hijo práct compensar las horas que no pueden estar con él. Es como si quisieran compensar su ausencia con un montón de regalos, cuando lo que su hijo necesita es disfrutar de un momento en familia, con los padres, hablar, reír, jugar, compartir, abrazos, besos… y atención. Eso mismo, la atención y la comprensión.

Los regalos que salen del corazón para los niños

El dinero, lo material no lo es todo. El mejor juguete, la mejor comida, la mejor escuela, la mejor ropa… ¿a quién no le gustan? No está nada mal que un niño tenga esto, sin embargo, sólo eso, no es completa, y no la hará feliz. Lo que ella necesita es sentirse querida, atendida y considerada. Ella necesita de afecto, de cariño, de amor, de paciencia, de tolerancia, de participar en la vida de los padres y sentir que forma parte de una familia.

Lo importante es el equilibrio y en eso muchos de nuestros errores. No basta con trabajar mucho y no tener tiempo para los hijos. No sólo les da las mejores oportunidades si no les enseñamos a tomar ventaja de ellos. Podemos dar un super juguete a ellos, pero si no jugamos con ellos, de qué sirve el sólo tener?

Cómo ser un ejemplo para los hijos

Muchas veces no entiendo algunos padres que no saben o no quieren entender por qué su hijo se resiste a ir a la escuela. Llora, esperneia, se enfada y a veces hasta se enferma, sólo práct no ir al colegio. Por supuesto que pueden existir otras causas, pero si ellos son los padres que siempre están quejándose del trabajo, del jefe y de lo que hacen, ¿cómo pueden esperar que su hijo tenga otra conducta delante del estudio o de la escuela?

El ejemplo de los padres es la mejor educación para los hijos. Los niños aprenden más con las actitudes y el comportamiento que con las palabras de los padres. Cuántas cosas podemos enseñar a nuestros hijos con nuestras actitudes: valorar el estudio y la escuela, que sean responsables, que sean solidarios, pacientes, tolerantes, que sean persistentes, cariñosos,… y felices! Este es el mejor regalo que podemos dar a nuestros hijos.

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil Brasil