Decorar el cuarto del bebé. Las cortinas

La elección de las cortinas para una habitación infantil no es muy diferente del que a otro ambiente de la casa. Hay dos factores importantes a tener en cuenta. Por un lado, la luz natural que entra por la ventana y por otro, el tamaño de la habitación. También podemos considerar el color y el estilo decorativo que hayamos elegido o el tipo de ventana que vamos a cubrir.

Ideas de cortinas para decorar el cuarto del bebé

hay que tener en cuenta varios factores a la hora de elegir cortinas, persianas o caimentos para la habitación de nuestros hijos:

1. Luz natural

Si la intensidad de la luz solar es muy alta, ya sea por la orientación, o porque es un vitrô grande, tendremos que pensar en utilizar tejidos que permitan reducir la intensidad de luz para permitir el descanso del bebé, que pasará muchas horas durmiendo. No es recomendable bajar las persianas y dejar el cuarto todo oscuro, ya que el bebé debe empezar a diferenciar el día de la noche. Utilizar una pantalla es una buena opción.

Por otro lado, en un cuarto oscuro y con poca luz natural, es aconsejable aprovecharla al máximo utilizando tejidos finos y transparentes, preferiblemente de color blanco, crema o amarillo, que iluminan todo y todavía producen un efecto solar.

2. Tamanho do quarto

Para dormitorios pequeños es preferible el uso de tejidos del mismo tono que las paredes y que sean muy claros para aumentar la sensación de amplitud. Los tejidos serán lisos y sin dibujos que atraen a la vista para este punto en exceso. En los dormitorios grandes, ya se puede jugar con otros tonos y dibujos de colores intensos.

3. Las telas para las cortinas

Son recomendables las telas de algodón o que sean fácilmente lavables. Si quieres un efecto transparente, las organzas, alambres o musselinas son perfectos. Tienen un efecto de ligereza para habitaciones de bebés. Las cortinas de encaje de acuerdo a su color pueden teñir la luz que entra el que entra por la ventana lo que contribuye a un efecto muy bonito.

4. Tipos de cortinas

Son muy prácticas las persianas y telas suaves. En Caso de que la iluminación sea muy grande, pueden recurrir a los «blackouts» o usar cortinas dobles. Prefiere materiales hipoalergénicos y fáciles de lavar.

Las cortinas pueden ser con brazos o sin brazos que al recoger crean un efecto hermoso.

En caso de que la ventana es muy pequeña, puede aumentar visualmente si la barra en la que va a colgar la cortina sobresalir unos centímetros de la base.

Yolanda Corbillón
Decoradora
Blog bebeydecoracion.com