5 mitos sobre la comida rápida para niños

Parece bastante evidente que el fast food se ha instalado en nuestras vidas y también forma parte de la alimentación infantil. Los niños aman los cocineros, ya sea en casa o en redes de fast food, pero eso no quiere decir que ellos pueden comer todos los días, ni tan poco que los padres deben eliminarla por completo.

a Pesar de la comida rápida a no ser la opción más saludable para la alimentación de los niños o de los adultos es innegable el placer y la conveniencia de recurrir a ella en ocasiones puntuales. Analizamos algunos mitos sobre la comida lista y descubrimos verdades y mentiras sobre este tipo de comida.

Mitos sobre a comida pronta

1. Precio. Existe la creencia popular de que la comida es más barata. En estos tiempos en que la economía familiar no da para grandes excesos se encuentra muy tentador apostar por la comida lista para no gastar de más. Sin embargo, es un falso mito porque este tipo de comida no está más barato. Preparar las comidas en casa a base de ingredientes naturales siempre saldrá más barato, además de que, más saludables.

2. Las ensaladas. Muchas familias que llevan a sus hijos a los restaurantes de fast food y optan por pedir una ensalada para acompañar el menú y compensar así el exceso de grasa. Sin embargo, las ensaladas de las grandes cadenas de restaurantes de comida rápida no son tan saludables como parecen y contienen muchas más calorías que una pizza o que incluso una hamburguesa, debido a las salsas que viene.

3. La adicción. se Habla en la actualidad de que la comida rápida contiene sustancias que vician, pero en la realidad no existen pruebas al respecto. Lo que está demostrado es que el vicio por este tipo de comida proviene de un equilibrio perfecto, pero no necesariamente saludable, entre la sal, el azúcar y la grasa contenida en los alimentos.

4. Calidad. El debate siempre se abre en cuanto a la calidad de los productos que la gente consume. Lo cierto es que los restaurantes de comida rápida también están sujetos a los controles de higiene y sanitarias habituales y eso debería ser suficiente garantía para que los alimentos sean perfectamente consumibles.

5. La prohibición. Está bastante claro que la comida rápida no es la dieta más saludable para nuestros hijos, pero tan poco es necesario eliminarla de la vida de los pequeños. Prohibir el consumo de refrescos y hamburguesas no hará nada más que atraer aún más la atención. Así que lo mejor es recurrir a la comida rápida o fast food solamente en ocasiones puntuales para que los niños no se sientan de este hábito de consumo mayoritario.

Laura Vélez

Redactora de Guiainfantil.com

    la

  • Facebook
  • la

  • Twitter
  • la

  • Whatsapp

  • la


  • Comentarios

Relacionados

Menos prisa y más calidad a la hora de comer con los niños

La seguridad de los alimentos. Día Mundial de la Salud 2015

Proporciones de la dieta equilibrada para los niños

Los probióticos en la alimentación infantil

Por favor, no obligue a su hijo a comer

daría una dieta vegana a su bebé?

0 comentarios

O mais visitado

10 ideas para conectarse con su bebé

Los niños pueden aprender de sus sueños

Los riesgos laborales de la mujer embarazada

El reto de ser mujer, madre y trabajadora

    la

  • Quem somos
  • la

  • Termos de uso e privacidade
  • la

  • Leute sé
  • la

  • Anunciantes
  • la

  • Mapa de hacer sitio

GuiaInfantil.com es líder en audiencia entre los sitios para padres con 8,5 millones de usuarios únicos en España, America Latina y España.

Todos los derechos reservados el Pulgar de Medios S. L. © 2000-2018. Licencia de la SGAE SGAERRDD/5/267/10111012