Cuando los bebés pueden ver

De todos los sentidos, el sentido de la vista es el que más tarda en desarrollarse. La razón: los bebés pasan nueve meses en el vientre materno, en la oscuridad y en un espacio reducido. Cuando nacen, algunos bebés tardan en abrir los ojos porque la luz molesta.

El sentido de la vista demora a desarrollar por algunos meses. Los recién nacidos ven solamente sombras. Reconocen a su madre por el olor y por la voz, pero no son capaces de captar todos sus rasgos. Poco a poco irá enfocando su rostro y captando más colores.

Como los recién nacidos ven

Los bebés ven desde que nacen. Pero, no ven como los adultos. Su capacidad de concentración es todavía muy limitada, y también su gama de colores. En principio, sólo se centran en los objetos que tiene a muy poca distancia de no más de 30 cm. Por eso, muchas veces los bebés ‘se zarolhos» tratando de enfocar objetos más distantes. El ojo del recién nacido es hipermétrope.

El que el recién nacido puede ver mejor el rostro de las personas. Y esto es así porque los adultos se acercan mucho a la cara de los bebés. Así, que los rasgos de cada persona son fantásticos lugares de entrenamiento para la visión del bebé. De todos los rasgos, se sienten predilección en la observación de los ojos y la boca de las personas, ya que son las partes del rostro que más estímulos que les ofrecen.

Su agudeza visual es todavía muy pequeña.

Como la visión de los bebés evoluciona

Si el recién nacido sólo puede distinguir los objetos más próximos a él, a partir de los dos meses, el ambiente comienza a crecer. Su capacidad de enfoque mejora y los bebés pueden identificar objetos más lejanos, al mismo tiempo en que se centralizan en los detalles. Por ejemplo, en sus propias manos, que pronto descubren y analizan.

Además, a partir de esta edad, los bebés comienzan a coordinar los ojos y la movimentá de ellos con más acierto. El bebé de esta edad, ya es capaz de seguir por completo el movimiento circular de un objeto, y, aún que ver algo borroso, su capacidad para enfocar, ya ha mejorado, y ya se puede observar los objetos en profundidad.

Entre los tres y los seis meses de edad, los bebés son capaces de captar más colores. A los cuatro meses ya puede reconocer toda la gama de colores. Además, aprenden a anticipar con la mirada el movimiento de un objeto. Si usted pone una bola a rodar, el bebé sabrá cómo llegar hasta ella. No será hasta los nueve meses que el bebé va a ver perfectamente. A esa edad, ya se puede decir que se ha desarrollado por completo el sentido de la vista y que se puede ver como un adulto.

Estefanía Esteban
Redatora de GuiaInfantil.com