Aprender a leer y a escribir. Cómo iniciar a los niños en la escritura

Los avances tecnológicos nos llevan a escribir cada vez menos a mano y más con las tabletas, teléfonos móviles o el ordenador. En todo caso, la escritura y la lectura, sigue siendo un aprendizaje básico para todo ser humano. Es una manera de transmitir, intercambiar ideas, expresar sentimientos o de comunicarnos.

Ideas para enseñar a su hijo a leer y a escribir

Aprender a escribir es fundamental. Antes de iniciar la enseñanza es necesario que el niño domine y control de su cuerpo, de sus movimientos, tenga destreza manual y sea capaz de mover la mano o un guión en el sentido deseado. De cualquier manera, no es una cuestión de aprender a escribir por sí mismo, sino dar a los niños las armas necesarias para poder hacerlo.

Hoy en día, el inicio de la lectura y la escritura sucede en la Educación Infantil, cuando el niño tiene de 3 a 5 años. Esta etapa tiene el primer contacto con la escritura, lo que no significa que al final del proceso ella sepa leer y escribir, pero sí, capaz de hacer trazos y va familiarizándose con los lápices, ceras, rotuladores y va adquiriendo destreza con las manos. También serán capaces de reconocer algunas letras incluidas algunas palabras, como su nombre.

Es a través de la grafomotricidade que se da inicio a la enseñanza del niño a escribir. La grafomotricidade es un movimiento gráfico que realizamos con las manos al escribir o dibujar. Se Trata de aprender a realizar unos movimientos con la mano para trazar una línea en un papel y adquirir una coordinación ojo-mano en el proceso.

Algunos consejos que pueden ayudar a su niño

– Preparar un ambiente relajado y tranquilo, incluso con una música que estimule: rápida para hacer movimientos cortos y suaves para largos y ondulantes.

– Antes de trabajar con un lápiz y un papel, es bueno que el niño comience a dibujar con el dedo en el aire, en harina o en la arena, pintura con los dedos, etc.

– Enseñar a los niños a coger correctamente el lápiz, a sostenerlo entre los dedos y resbalarlo sobre el papel.

– Para ganar destreza manual, deberá trabajar los trazos verticales, horizontales, oblicuos, circulares y en forma de zig-zag. En casa se pueden realizar figuras con puntos pequeños que el niño va siguiendo el rastro hasta que pueda hacer diseños más complejos a través de los puntos.

– No presionar al niño es fundamental en el proceso de la escritura. Este proceso de la escritura abarca 3 o 4 años y cada niño tiene su propio ritmo.

– Para aprender a escribir no es sólo practicar la escritura. Actividades como dibujar, pintar, colorear, recortar, pasatiempos como los laberintos o unir puntos, ayudará al niño a desarrollar la psicomotricidad fina.

A los seis años, el calendario escolar contempla el aprendizaje de la escritura y de la lectura de una manera formal. Todo lo que has aprendido anteriormente le ayudará a su niño a empezar a escribir palabras completas, incluso frases. También serán capaces de leer, inicialmente a través de sílabas para ir ganando agilidad y velocidad.

Alba Caraballo
el Editor de GuiaInfantil.com