Embarazo después de los 35 años

El embarazo en mujeres por encima de los 35 años es muy frecuente. Las estadísticas confirman un fenómeno que viene creciendo desde hace algunos años. El embarazo en esa franja de edad se ha incrementado año a año, y afecta a toda la población mundial. Desde finales de los años 70, hubo un aumento significativo de la tasa de bebés nacidos de mujeres de 35 a 50 años de edad. En aproximadamente 20 años, esta tasa prácticamente se duplicó.

Lo que implica tener un bebé después de los 35 años

Hace bien poco tiempo, el embarazo de una mujer a los 30 años era considerado peligroso. Hoy esta realidad ya no asusta. Por diversas razones, la mayoría de las mujeres eligen la edad de los 30 años para quedar embarazadas. Y los médicos consideran hoy que la gestación de riesgo sólo afecta a las embarazadas con más de 35 años, y en algunos casos, las que tengan más de 38 años de edad.

Un embarazo sano, depende mucho del estado de salud de la mujer, así como de la edad que tiene. Si la mujer goza de buena salud, seguramente tendrá una buena embarazo. El límite de edad es importante porque a partir de los 35 años, se inicia el crecimiento progresivo del riesgo para el síndrome de Down y outrar alteraciones cromosómicas.

Pero, sea cual sea la edad de la futura mamá, es necesario que, antes de intentar quedarse embarazada, consulte a un médico, porque si tiene una condición médica crónica como la diabetes, anemia, trastorno convulsivo, presión alta, o si toma algún medicamenteo especial.

a Pesar de que las mujeres que quedan embarazadas después de los 35 años, que estén más expuestas a algunos riesgos especiales, los estudios afirman que la mayoría de estas mujeres tienen embarazos con bebés sanos.

La medicina ha avanzado mucho en este sentido. Y ha ayudado a las mujeres de entre 35 a 50 años de haber embarazos con menos riesgos que en años anteriores. Aún así, es necesario que las mujeres estén informadas acerca de los riesgos que conlleva un embarazo a esa edad. Y seguir, por supuesto, los consejos médicos.