Soluciones para la alimentación de los niños

Preparar almuerzos y cenas para toda la familia es una tarea cada vez más compartida por las parejas, pero que si eso se divide entre dos personas, pero requiere esfuerzo y planificación, ya que además de cocinar también la gente tiene que salir a comprar los ingredientes, empaquetado, congelar, planeación de los menús de la semana y cocinar recetas saludables para toda la familia.

Hasta aquí, todo va bien. La gente le gusta comer y nuestra salud depende de los alimentos que la gente lleva a la boca y la cada día más la gente tiene conocimiento de la nutrición para evitar la obesidad infantil, la hipertensión y la diabetes. Además, en la mayoría de los casos, a todos nos chupamos los dedos degustando sabores deliciosos y disfrutamos de la conversación en familia alrededor de una buena mesa. El problema viene cuando tenemos en casa a un niño que no come de todo.

¿qué hacer con los niños que solo comen lo que les gusta

Si, cuando la comida llega a la mesa el niño rechaza todo lo que lleva algo verde y comienza a sacar el pimiento, o separa los guisantes de la ensalada, la paciencia de los padres se pone a prueba. Sin embargo, seguramente algunos padres estén pensando que podría ser mucho peor, ya que no hay manera de que tus hijos prueben nuevos platos y se niegan a comer lo que el resto de la familia come, y para evitar que se quede sin almorzar o cenar, siempre los padres terminan haciendo lo que les gusta.

Como todos los padres saben, no se puede vivir sólo de pan, patatas fritas, arroz, hamburguesas, empanizados y salsa de tomate. Las frutas, las verduras, las verduras y los pescados también deben formar parte de tu alimentación. Para acostumbrar a los niños a comer de todo es imprescindible poner en práctica una serie de estrategias para ello.

Para cambiar los hábitos de los ‘comedores selectivos’, como algunos nutricionistas llaman a estos niños, la primera cosa que los padres deben tener muy claro es que comer solo determinados alimentos puede derivar en consecuencias negativas para la salud, ya que una dieta variada es que el niño necesita para su correcto desarrollo. Por lo tanto, se deben combinar los alimentos que los niños no disfruten con aquellos que son de su agrado, por ejemplo, arroz con salsa de tomate y pescado, evitando llenar el parto hasta los bordes que coinciden con el niño, la cantidad mínima que hay que comer de aquello que es de su agrado.

Hablar con los niños acerca de las ventajas de este cambio en su alimentación también es importante. Ningún alimento por sí solo contribuye con todos los nutrientes que la gente necesita. Una comida variada y puede ayudar en beneficios sociales como a la hora de ir a un restaurante o cuando un coleguinha de clase llama al amigo a comer en la casa de él, además de numerosas ventajas que implica para su salud, para su peso y tamaño, su piel o su pelo.

Marisol Nuevo

Redactora de Guiainfantil

    la

  • Facebook
  • la

  • Twitter
  • la

  • Whatsapp

  • la


  • Comentarios

Relacionados

Decálogo de la dieta mediterránea

Normas de conducta de los niños a la mesa

Proporciones de la dieta equilibrada para los niños

Los probióticos en la alimentación infantil

Las mil y una maneras para que el niño coma

0 comentarios

O mais visitado

10 ideas para conectarse con su bebé

Los niños pueden aprender de sus sueños

Los riesgos laborales de la mujer embarazada

El reto de ser mujer, madre y trabajadora

    la

  • Quem somos
  • la

  • Termos de uso e privacidade
  • la

  • Leute sé
  • la

  • Anunciantes
  • la

  • Mapa de hacer sitio

GuiaInfantil.com es líder en audiencia entre los sitios para padres con 8,5 millones de usuarios únicos en España, America Latina y España.

Todos los derechos reservados el Pulgar de Medios S. L. © 2000-2018. Licencia de la SGAE SGAERRDD/5/267/10111012