La detección de la sordera en bebés recién nacidos

La comunicación y sus diferentes sistemas para ponernos en contacto es una de las mayores logros de la sociedad moderna. Pero, ¿qué ocurre cuando un niño o una persona no puede comunicarse porque no escucha o no escucha bien?

Aproximadamente 5 de cada 1000 niños nacen con algún tipo de sordera y 1 de cada 1000 niños de la sordera, es profunda.

Mi bebé oye bien?

Cuando la falta de audición no se trata de forma temprana en los bebés, estos no pueden adquirir la capacidad de comunicarse, se retrasa la adquisición del lenguaje y todo esto dificulta el desarrollo emocional e intelectual del niño. Sin embargo, la identificación y el tratamiento precoz de los niños con estos problemas de audición facilitan el desarrollo del lenguaje, y al mismo tiempo, esto mejora el aprendizaje y la comunicación.

Por este motivo, la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha recomendado que para la detección de la sordera en bebés recién nacidos, todos realicen el examen de tamizaje neonatal (conocido como el ‘test del piecito’) para la detección precoz de la hipoacusia congénita. Con la detección precoz en los recién nacidos, se puede llegar al diagnóstico de hipoacusia antes de los seis meses y empezar de forma precoz el tratamiento. Normalmente, hasta los dos años, no es posible detectar la sordera en los niños que no hayan hecho los exámenes al nacer, y a esta edad, el retraso en la adquisición del lenguaje ya es significativo.

El examen de tamizaje neonatal para la sordera es un examen simple que no causa ninguna molestia al recién nacido. Lo normal es hacer el examen entre las 12 y 48 horas de vida, antes de salir de la maternidad. En todo caso, debe ser realizado en el primer mes de vida, mientras que el bebé está tranquilo o dormido.

Sin embargo, además de la prevención de la sordera desde el nacimiento, siempre es difundido en los medios de comunicación sobre las personas que se conscientizarem del nivel de ruido. La contaminación acústica es una de las mayores agresiones a la salud de los oídos de la sociedad. Este habitual exceso de ruido entiende sin perjuicio de las funciones auditivas y puede provocar hipoacusia o pérdida de la calidad o la recepción del sonido.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja que la exposición al ruido no superen los 65 decibelios (el límite recomendado es de 50 decibelios), aunque en Europa el límite esté por encima de los 87 decibelios. En Brasil, las estadísticas no oficiales muestran que alrededor de 15 millones de personas tienen discapacidad auditiva y que existen 350 mil sordos en todo el país.

Los ruidos del tráfico y las obras de los locales con música muy alta, el mal uso de los equipos de música con auriculares, son algunas de las otras causas de la pérdida auditiva que ha dejado de estar asociada a las personas mayores.

Marisol Nuevo
Redatora de Guiainfantil.com

    la

  • Facebook
  • la

  • Twitter
  • la

  • Whatsapp

  • la


  • Comentarios

Relacionados

¿Cómo saber si el bebé oye bien

Cómo prevenir la sordera en bebés y niños

Los grandes enemigos del oído de los niños

Cuerpos extraños en el ojo, la nariz o la oreja del niño

Cómo limpiar los oídos de su bebé

Sordera en bebés y niños. Cómo detectar la hipoacusia infantil

la Prevención y el tratamiento de la otitis en niños

0 comentarios

O mais visitado

10 ideas para conectarse con su bebé

Los niños pueden aprender de sus sueños

Los riesgos laborales de la mujer embarazada

El reto de ser mujer, madre y trabajadora

    la

  • Quem somos
  • la

  • Termos de uso e privacidade
  • la

  • Leute sé
  • la

  • Anunciantes
  • la

  • Mapa de hacer sitio

GuiaInfantil.com es líder en audiencia entre los sitios para padres con 8,5 millones de usuarios únicos en España, America Latina y España.

Todos los derechos reservados el Pulgar de Medios S. L. © 2000-2018. Licencia de la SGAE SGAERRDD/5/267/10111012