Por que los niños suelen pasar mal por la noche?

Yo perdí la cuenta de las veces que esto me ocurrió. Mis hijos pasan un día maravilloso: juegan, corren, ríen, vuelven a jugar… Y, finalmente, llega la hora de dormir y yo los pongo en la cama exhausta, después de un largo día sin parar, y cuando llega a las dos horas de la madrugada, justo cuando yo ya había caído en un sueño profundo, uno de ellos comienza a llorar. La gente sale corriendo tratando de encontrar a ciegas el camino hasta su cuna, y al tocarlo… ¡Bingo! El niño está asdendo en la fiebre y los mucos caen abundantemente. No hay escapatoria, usted tendrá que pasar toda la noche velando por su hijo. La misma cosa sucede con vómitos, diarrea, gastrenterite, otitis…

Razones por las cuales los niños se enferman principalmente por la noche

Hay veces que ciertos síntomas que nos anuncian la tormenta que va a suceder de la noche: están más irritáveis, lloran más, adormilado o más cansados e incluso el contrario, excesivamente activos.

Es una molestia cuando de noche, tienes que cambiar la ropa de cama sin parar porque el niño no para de vomitar, o tiene que levantar doce veces porque el niño está triste con los mucos y está preocupada o porque presenta tos persistente y no hay forma de evitarlo. Lo curioso del caso es que al día siguiente, muchas veces los niños son como ángeles, y usted tendrá que trabajar con todo controlado y con la sensación de haber servido de sparring a un luchador.

Pues bien, todo tiene una explicación. Veamos:

– los niños con asma sufren más la crisis nocturnas porque de noche el nivel de histamina aumenta. Además, la posición acostada dificulta la respiración.

– la otitis ataca a más de noche porque el líquido en el oído hace presión sobre el tejido inflamado y duele más.

– la fiebre se eleva en la noche debido a la temperatura del cuerpo aumenta durante nessas horas.

– los niños tienen más mucos porque las fosas nasales tienden a hincharse cuando la gente se tumba y por eso sufre mayor congestión.

– la misma cosa ocurre con la tos. Cuando está con catarro, la mucosidad gotea de la nariz hasta la garganta por la parte posterior y nos hace toser, y esto empeora si el niño está acostado.

¿qué podemos hacer? Cuando estos pequeños signos que nos alertan conviene que tengamos en casa un botiquín para primeros auxilios en casa: termómetro, antipirético, humidificador, solución salina para la nariz… Y para nosotros, un paracetamol para el posible dolor de cabeza que tendremos al día siguiente por haber pasado la noche en claro.

Alba Caraballo

Editor de GuiaInfantil.com

    la

  • Facebook
  • la

  • Twitter
  • la

  • Whatsapp

  • la


  • Comentarios

Relacionados

Kit de Primeros Auxilios para niños

Cuando llevar a su niño al servicio de urgencias

10 enfermedades raras que afectan a los niños

La estabilidad emocional de los niños

Colitis infantil. Síntomas y tratamiento

0 comentarios

O mais visitado

10 ideas para conectarse con su bebé

Los niños pueden aprender de sus sueños

Los riesgos laborales de la mujer embarazada

El reto de ser mujer, madre y trabajadora

    la

  • Quem somos
  • la

  • Termos de uso e privacidade
  • la

  • Leute sé
  • la

  • Anunciantes
  • la

  • Mapa de hacer sitio

GuiaInfantil.com es líder en audiencia entre los sitios para padres con 8,5 millones de usuarios únicos en España, America Latina y España.

Todos los derechos reservados el Pulgar de Medios S. L. © 2000-2018. Licencia de la SGAE SGAERRDD/5/267/10111012