El reto de ser mujer, madre y trabajadora

Ser madre no es un título que se adquiere estudiando en la universidad. Es un reconocimiento que se logra con la energía de amar, guiar, cuidar, acompañar y proteger con devoción a los hijos. Por eso, creo que todas las mujeres se sienten realizadas cuando llegan los hijos, aunque muchas veces no es fácil conciliar la maternidad con el trabajo profesional.

Ser madre y trabajadora: un desafío constante

Hace algunos años, sin saber muy bien ni de que manera, comencé una aventura de transformar el ‘yo’ al ‘nosotros’. El principio fue dulce y amargo al mismo tiempo, porque la experiencia de esta nueva andadura no fue nada fácil. Después del embarazo y del nacimiento de mi hijo, empecé a experimentar una caminata de angustias e inquietudes. Incluso leyendo y me informando sobre la maternidad y sus desafíos, nada parecía dar muy bien.

Estaba tratando de conciliar mi nuevo papel de madre a mi experiencia como mujer. Aunque estos fondos, en principio, no deberían ser antagónicos, sino complementarios por la herencia cultural y los procesos familiares vividos, las cosas no estaban siendo nada fáciles.

en la Actualidad, existen otras opciones que va más allá de la maternidad, como el trabajo y el desarrollo de una carrera profesional, los estudios o aficiones, y las mujeres se están dando cuenta de que la maternidad tan deseada, realmente puede traer mucha felicidad, pero esto no ocurre con todas.

Por este motivo, estos papeles entran en conflicto y en la actualidad asistimos a un cambio de modelo de mujer y madre, que cuenta además con el reto añadido de encontrar nuestra propia manera de ser madre y ser mujer en estos tiempos modernos, que nos lleva a vivir de manera intensa.

El día 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, y como homenaje es importante aprovechar la fecha para reflexionar de forma individual y sentirnos satisfechas con este nuevo papel, que es el de ser madre.

Encuentre su camino. Nuestros hijos necesitan a sus madres y que ellas sean mujeres felices.

Marisol Nuevo. Redatora de Guiainfantil.com