Socorro! Mi hijo es un pre-adolescente

Son muchos los padres que se quejan de que la pre-adolescencia de los niños es más temprana. Ahora, entre los 8 y 11 años de edad, se considera que un niño haya dejado atrás la infancia y está entrando en un camino que conduce directamente a la adolescencia. Es una etapa en la que no son niños, pero tan poco que ya están en la pubertad.

La pre-adolescencia se caracteriza por una serie de cambios psicológicos y emocionales en los niños, incluso antes de que comiencen las alteraciones físicas propias de la adolescencia. Los padres son los que reparan más de estos cambios, ya que afecta a la manera como se comportan y actúan.

Pre-adolescentes: ni los niños, ni adolescentes

Mi caso es al contrario, mi hijo mayor, a pesar de no haber cumplido los ocho años ya parece un niño de 10. Su envergadura y fisonomía es la de un pre-adolescente, sin embargo, su forma de comportarse, de pensar y de entender es la de un niño. A pesar de que, en algunas ocasiones, ya empieza a tener ciertos comportamientos que revelan que en breve tendré en casa de un pre-adolescente.

se Puede decir que la pre-adolescencia y la adolescencia de las niñas es mucho más complicada que la de los chicos. No creo que tenga base científica alguna, pero en mi caso se cumple el 100% y aún recuerdo como me era insoportable entre los 13 y los 17 años. No sé cómo mi pobre madre sigue hablando conmigo!

¿Cómo saber si nuestro hijo ya es un pre-adolescente

Hay una serie de actitudes y comportamientos que nos hacen sospechar que nuestro pequeño se ha convertido ya en un pre-adolescente:

– Amigos: cobran especial importancia. Crean una relación más estrecha con otros niños y niñas y priorizan estar con sus amigos en lugar de otras actividades que antes les atraigan.

– Rebeldía: Tienden a querer más independencia y tratan de imponer sus normas. Discuten y se enfrentan a los padres y ya no acatan lo que sus padres les piden como antes lo hacían.

– Autonomía: Quieren hacer las cosas solos como coger el autobús, salir de compras o ir a la escuela.

El que los padres de pre-adolescentes pueden hacer

Además de hablar mucho con ellos, los padres deben tratar de entenderlos o ir abriendo espacio para que tengan más autonomía a medida que crecen. Sólo nos queda poner en práctica un arma poderosíssima: la paciencia!

Alba Caraballo

Editor de GuiaInfantil.com

    la

  • Facebook
  • la

  • Twitter
  • la

  • Whatsapp

  • la


  • Comentarios

Relacionados

Embarazo en la adolescencia. Riesgos y consecuencias

Celos entre hermanos. Los niños ciumentas

los Cambios físicos en la pre-adolescencia

Señales de que nuestro hijo está madurando

Frases típicas que usted escuchará de sus hijos pre-adolescentes

0 comentarios

O mais visitado

10 ideas para conectarse con su bebé

Los niños pueden aprender de sus sueños

Los riesgos laborales de la mujer embarazada

El reto de ser mujer, madre y trabajadora

    la

  • Quem somos
  • la

  • Termos de uso e privacidade
  • la

  • Leute sé
  • la

  • Anunciantes
  • la

  • Mapa de hacer sitio

GuiaInfantil.com es líder en audiencia entre los sitios para padres con 8,5 millones de usuarios únicos en España, America Latina y España.

Todos los derechos reservados el Pulgar de Medios S. L. © 2000-2018. Licencia de la SGAE SGAERRDD/5/267/10111012