Relación entre hermanos: tener un hermano mayor

Cuando yo empecé a ir a la escuela, yo tenía seis hermanos en cursos superiores. Aunque está claro que hoy en día eso no es nada común, esta situación tenía más ventajas que desventajas en el ámbito escolar. Lo que yo no voy me voy a olvidar es que nadie, pero nadie se atrevía a meter conmigo.

La relación con el hermano más viejo

Tener hermanos mayores, para que equivocarnos, que es maravilloso en la mayoría de los casos. El más viejo (o los más viejos) es el máximo y el principal responsable delante de cualquier travesura o presepada que cometan varios hermanos juntos. Sobre el más viejo caen todas las reprimendas por ser el modelo que el pequeño tendrá que seguir. El más viejo de ayuda (aunque sea muy de vez en cuando) a los pequeños en sus tareas. Apoyan a los menores en sus pequeños dramas escolares.

Son de ejemplo y de estímulo para los menores en lo que se destacan. Son la puerta de entrada al mundo de los cursos superiores. Es el que «pagan el pato» de la inexperiencia de los padres a la hora de afrontar las novedades en el crecimiento de los hijos, y los que indican el camino a recorrer. Son los que llegan más tarde’ a las cosas de mayores porque tienen hermanos pequeños, o, por el contrario, los que facilitan el acceso temprano de los pequeños a las grandes cosas.

Pero, por otro lado, un hermano mayor también puede ser un dolor de cabeza para los pequeños. Es el más fuerte, él tiene el poder, y, sin duda, hará uso de él para el bien o para el mal. El hermano mayor puede ejercer el derecho de intimidar y humillar, aunque nunca permita que un extraño lo haga. Es el que goza de ciertos privilegios de los hermanos mayores que están prohibidos a los menores de edad: es el que anda en bicicleta por la carretera que sube con el papá y la mamá a la montaña, etc. Es lo que muchas veces tomará más tiempo de papá y mamá cuando hay problemas con los estudios.

Ahora bien, no es tan frecuente, pero antes, como me contaron la carga de responsabilidad para el hijo mayor en el cuidado de los hermanos menores de edad estaba en el orden del día, y podía ser muy grande. Como todo lo bueno en esta vida, tener un hermano mayor, que implica sacrificios y de alguna u otra lágrima para quien lo disfruta; pero, es innegable que los que tienen uno o varios de los hermanos no trocariam jamás en ser el primogénito o unigénito.

Padre Gabaldón

Redactora de GuiaInfantil.com

    la

  • Facebook
  • la

  • Twitter
  • la

  • Whatsapp

  • la


  • Comentarios

Relacionados

Cómo preparar a los niños para la llegada de un hermanito

Cómo potenciar el vínculo entre hermanos

¿Cómo es el hijo más viejo

5 consejos para evitar las peleas entre hermanos

¿Cómo es el hijo más joven

0 comentarios

O mais visitado

10 ideas para conectarse con su bebé

Los niños pueden aprender de sus sueños

Los riesgos laborales de la mujer embarazada

El reto de ser mujer, madre y trabajadora

    la

  • Quem somos
  • la

  • Termos de uso e privacidade
  • la

  • Leute sé
  • la

  • Anunciantes
  • la

  • Mapa de hacer sitio

GuiaInfantil.com es líder en audiencia entre los sitios para padres con 8,5 millones de usuarios únicos en España, America Latina y España.

Todos los derechos reservados el Pulgar de Medios S. L. © 2000-2018. Licencia de la SGAE SGAERRDD/5/267/10111012