Día de Acción de Gracias. El que enseña a los niños

Hoy en día, muchos ven como la antesala del Black Friday. Pero, el verdadero sentido del Día de Acción de Gracias o el día de Acción de gracias, es otro. En Estados Unidos este día es casi más importante que el día de Navidad. Y es celebrado como tal. Las familias se preparan durante toda la semana, se felicitan con antelación, y las calles en este día se quedan desiertas.

El que tiene el Día de Acción de Gracias de especial? Es realmente tan importante? El que enseña realmente a los niños?

¿Cómo se celebra el Día de Acción de Gracias

El Día de Acción de Gracias se celebra desde hace más de 400 años. Su origen es del año de 1620, fecha en la que un grupo de inmigrantes que habían llegado de Europa (más precisamente de Inglaterra) para los Estados Unidos. Los indios nativos de Massachusetts, los ayudaron a trabajar en la tierra y a prosperar. Como agradecimiento, los inmigrantes europeos organizaron una cena que duró varios días. Allí comenzó todo.

Hoy en día las familias reviven la tradición compartiendo un mismo menú (que en el 88% de los casos se basa en el pavo asado) alrededor de una mesa. Para quien lo celebra como si fuese Navidad. El que se celebra, en este caso, es el valor de la gratitud. La familia da gracias por tener los unos a los otros y poder seguir compartiendo este día, año tras año.

Lo que el Día de Acción de Gracias enseña a los niños

‘La gratitud no es sólo una de las mayores virtudes, sino la madre de todas ellas’ (Marco Julio Cicerón). La gratitud consiste en la capacidad de saber dar las gracias por todo lo que tenemos. Dar gracias es expresar el sentimiento de gratitud. Deberíamos hacer esto todos los días. La falta de gratitud, de hecho, con frecuencia se desencadena un sentimiento de ‘malestar’ o infelicidad con sí mismo y con los demás. Además, el Día de Acción de gracias que implica un gran enseñanza para los niños. Entre otras cosas, enseña:

1. La familia unida es más fuerte. Aun que sea solo en este día, la familia comparte una comida juntos. La familia es el pilar básico de la unión, la fortalece.

2. La gratitud es un valor esencial. Un valor que ayuda a los niños a la generosa y a disfrutar de los ‘regalos no materiales».

3. Las cosas más simples son realmente las que tienen más valor. Y pueden ser aquellas que recibimos diariamente. Un beso, un abrazo o unas palabras de motivación y la alabanza.

4. El valor de la paciencia. Gracias al Black Friday, aunque muchos lo vean como un día que desvirtua el Thanksgiving Day, anima a los niños a ser pacientes y esperar un día específico. El objetivo: ahorrar.

5. Comer todos juntos tiene sus ventajas. En el resto del año, debido a las prisas, el trabajo, la escuela, es tan difícil coincidir en que toda la familia disfrute de un almuerzo en la misma hora. Pero, en este día todos dan una parada en sus monótonas vidas y dedican su tiempo a quien realmente se lo merece.

6. La gratitud puede ir unida a otros valores, como la humildad, la generosidad y la empatía.

Estefanía Esteban

Redactora de GuiaInfantil.com