Los niños y el respeto a las diferencias

Respetar a sí mismo y a los demás es uno de los valores que considero más importante en la educación de los niños. Cuando veo a los niños blancas, negras, chinas, latinas, compartiendo juguetes en un parque infantil, yo puedo ver una luz de esperanza hacia la igualdad.

El respeto a las diferencias se aprende desde temprana edad

Si usted detenerse a observar a los niños, pronto se dará cuenta de que ellas, por sí mismas, no ven diferencias. Cuando juegan, ellos no pierden el tiempo en mirar o analizar el color de la piel, el tipo de idioma o de la clase social de los otros niños. Ellas juegan. Las diferencias están en las actitudes de sus padres, en cómo reaccionan ante la diversidad. El respeto a las diferencias, a la diversidad, a las distintas culturas y razas, debe y puede ser enseñado a los niños desde que son muy pequeñas.

La diversidad existe, y debemos aceptarla y respetarla, en lugar de criticar. Podemos aprender mucho de las diferencias. Es una tarea muy importante, sobre todo en un mundo en el que las realidades se mezclan. Un niño puede aprender a respetar la diversidad cuando sus padres también la practican, leyendo libros y las historias de otras culturas, conociendo otros idiomas, viajando y conociendo lugares y realidades diferentes, visitando exposiciones sobre diferentes países, y teniendo la libertad en la elección de sus amigos.

Las diferencias también educan a los niños

los Padres y educadores tienen ante sí mismos, una gran tarea de educar a los niños en el respeto a la diversidad. Y es más, pueden enseñar a transformar las diferencias étnicas y culturales en el aprendizaje. Los niños pueden aprender mucho con las diferencias culturales y las tradiciones de sus amigos y compañeros. Es importante que inculquemos a los niños lo importante que es integrar y abrazar a un nuevo amigo o compañero de trabajo, ya sea chino, blanco, negro, árabe o indígena. A un niño con una cultura o idioma diferente a la nuestra, lo que debemos hacer es darle la oportunidad de adaptarse y de integrarse.

Vilma Medina
Directora de GuiaInfantil.com