Cuando el regalo de Navidad de un niño es un animal doméstico

Si usted le regala a su hijo en Navidad con un animalito doméstico, regala un libro, un manual con consejos e instrucciones de cómo cuidar de su mascota, y recuerde a él todos los días que su perro, gato, tortuga, o cualquier animal que sea, es un ser vivo y necesita de cuidado, de atención y de mucho cariño.

Perros, gatos… no son un juguete

Si usted regalar un animalzinho a su hijo en Navidad, tenga conciencia absoluta de los compromisos y las responsabilidades que debe tener con él. Se debe inculcar a los niños que no podemos abandonar a los amigos en ninguna circunstancia, ni, por ejemplo, cuando tenemos que viajar de vacaciones y no tenemos con quien dejarlo. Antes de decidir tener una mascota y convivir con él, se debe tener bien claro cuáles son las obligaciones en cuanto a su cuidado y protección. Abandonarlos jamás.

Los cuidados que los animales necesitan

Los animales necesitan cuidados de la misma forma que cualquier otro niño. Los perros, por ejemplo, deben ser llevados a pasear dos o tres veces al día, dar un baño una vez al mes, vaciná ellos, llevarlos al veterinario, darles de comer y cambiar el agua todos los días, cepillar el pelaje de una vez por semana, aplicar insecticidas, medicamentos contra los parásitos cada tres o cuatro meses, etc.

Parece un exceso de trabajo, pero teniendo en cuenta que una mascota puede ser algo muy gratificante tanto para los niños como para toda la familia, hace que este trabajo valga la pena.

Tengo un perro desde hace 6 años, y que decir de mi Suerte. Desde que lo conocí, aprendí más acerca de la amistad y la fidelidad. Un perro es como tener un hijo. Cuanto más se da, más cariño tendrá de vuelta. Estas pequeñas criaturinhas son capaces de cambiar la vida de una familia. Yo no me refiero a los compromisos que tenemos que cumplir, y sí los valores que enseñan, día tras día, a mi esposo, a mi hija y a mí. Así que, como «madre» de un cachorro, antes de regalar un perro a su hijo, piense mucho. Una vez que tengan un perro en casa, no tiene vuelta atrás. Allí estará un pequeño tesoro que va a depender de ustedes para todo, y vale la pena cada minuto con él.

Vilma Medina
Directora de GuiaInfantil.com