Cuando el bebé da trabajo a cortar las uñas

‘No! El dedo pequenininho no. Todos menos el meñique’. Es la frase de muchos niños cuando los padres se disponen a cortar sus uñas. Y expresan con un auténtico terror. La cosa empeora cuando se trata de las uñas del pie. Pero, ¿por qué el niño tiene tanto miedo de cortar las uñas?

Evidentemente, ellos temen que se lastimen. La única cosa que los bebés ven son las tijeras que cortan, y unos dedinhos muy pequeños. No es que no confíen en sus padres. Es un reflejo de autoprotección.

El miedo del bebé en cortar las uñas

Los bebés nacen con reflejos vitales para su supervivencia: el de succión para alimentarse; el reflejo de moro (levanta los brazos cuando se suelta el miedo de caer); el reflejo prensil, mediante el cual agarran con fuerza todo lo que pueden agarrar (con el dedo)… y tal vez el miedo de cortar las uñas no sea más que un reflejo posterior de autodefensa ante el temor de que te lastimen.

Consejos para cortar las uñas del bebé

No hay remedios milagrosos, y sí trucos caseros. A algunos niños se logra convencer y a otras no. En todo caso, no se pierde nada en probar con todo lo que esté a nuestro alcance para tratar de evitar las temibles berrinches del bebé:

1. Si él no se deja cortar las uñas durante el día, trate de hacerlo mientras está dormido. Pero, mucha atención. Tiene el bebé, que son muy sensibles y siempre existe el riesgo de él despertador. Si esto sucede, se sentirá molesto por dos cosas: por haberlo despertado y por tratar de cortar las uñas como una traición. Tal vez sea el mejor momento a la hora de la siesta de la tarde.

2. Trate de cortar las uñas mientras ves tus dibujos favoritos. A veces, mientras está distraído puede tratar de cortar las uñas de forma sutil. Un poco de práctica te llevará al éxito.

3. Su hijo le gusta comer? Pida ayuda y mientras otra persona le da a él su puré favorito, usted va a cortar las uñas mientras se habla o canta su canción favorita. Tal vez se olvide de ‘el momento de las uñas’.

4. Corte sus uñas frente a él, para que él vea que no te duele. Mientras está cortando dile a el que no le duele nada. Tal vez así pueda convencerlo.

5. Trate de cortar las uñas después de un baño relajante. Él estará menos nervioso y las uñas son más blandos. El único inconveniente es que las uñas están «más transparentes» y tal vez sean más difíciles de ver. Recuerde que cortar las uñas sin seguir la forma redondeada del dedo. Corte la uña recta y lije si quieres las quinas un poco. Nunca corte muy apurado. Siempre se debe pasar la línea de la punta del dedo.

Al final de cuentas, todo consiste en tratar de distraerte. La habilidad de los padres y la rapidez con la que se cortan las uñas harán el resto. Si ninguna de estas sugerencias te sirvió, se encuentra una más: la paciencia.

Estefanía Esteban

Redactora de GuiaInfantil.com

    la

  • Facebook
  • la

  • Twitter
  • la

  • Whatsapp

  • la


  • Comentarios

Relacionados

Las conductas obsessivas en los niños

se Muerde las uñas en la infancia

La higiene de los genitales de los bebés

El pelo y las uñas durante el embarazo

La tiña: síntomas y formas de contagio

0 comentarios

O mais visitado

10 ideas para conectarse con su bebé

Los niños pueden aprender de sus sueños

Los riesgos laborales de la mujer embarazada

El reto de ser mujer, madre y trabajadora

    la

  • Quem somos
  • la

  • Termos de uso e privacidade
  • la

  • Leute sé
  • la

  • Anunciantes
  • la

  • Mapa de hacer sitio

GuiaInfantil.com es líder en audiencia entre los sitios para padres con 8,5 millones de usuarios únicos en España, America Latina y España.

Todos los derechos reservados el Pulgar de Medios S. L. © 2000-2018. Licencia de la SGAE SGAERRDD/5/267/10111012