Problemas de autoestima en los niños

Cómo se manifiestan los problemas de autoestima en un niño? Cómo saber si mi hijo tiene problemas de auto-estima? Estas son preguntas que en algún momento los padres hacen a sí mismos.

Para obtener respuestas, lo mejor es que los padres estén atentos para detectar comportamientos que son demostraciones de baja auto-estima. Para ello, es necesario estar con los hijos, hablar con ellos, escucharlos, interesarse por sus actividades, dudas, preguntas, etc.

Cuando el niño tiene problemas de auto-estima

Hay algunos signos que pueden identificar cuando todo va bien o algo va mal en la autoestima de un niño. Normalmente, durante su desarrollo, los niños pueden presentar muchos de los cambios de conducta. Y esto es totalmente normal, ya que el niño necesita contrastar diferentes situaciones.

Pero hay acciones que persisten y se convierten en comportamientos casi crónicos. Por ejemplo:

– Cuando el niño comienza a evitar las actividades intelectuales, deportivas o sociales por miedo al fracaso;

– Cuando engaña, mente, y pone la culpa en los demás;

– Cuando, por no confiar en ti misma y en tu capacidad, se hace pequeña ante los demás,

– Cuando se muestra agresiva o violenta, y extremadamente tímida;

– Cuando se niega todo y se muestra frutrada ante cualquier situación, o la opinión ajena domina sus decisiones.

Cuando esto ocurre, lo primero que deben hacer los padres es acercarse más a su hijo, tener conciencia del problema que tiene, y tratar de ayudar como pueda. El apoyo de la familia es fundamental en el proceso de recuperación. Pero si se nota que la situación es más seria y sentir que requiere la ayuda de un especialista, no lo piense dos veces antes de recurrir a este servicio. Es mejor prevenir que lamentarse después.

El papel de la escuela también es importante, ya que es la que debe tener habilidad y los medios para identificar el problema y ayudar al niño a dar una salida a esos sentimientos tan distorsionados que les causan tantos problemas.

el Niño con buena autoestima

En general, un niño con buena autoestima puede demostrar el deseo de probar cosas nuevas, de aprender, de probar nuevas actividades; de ser responsable de sus propios actos; de tener conductas sociables; tener confianza en sí misma y en sus capacidades; de colaborar con los demás; reconocer sus errores y aprender de ellos.

en Estos casos, no tiene nada de qué preocuparse. Su hijo estará construyendo una buena auto-estima. Pero no te olvides de que ni ella ni nadie son perfectos.