La familia de un niño autista

El impacto del autismo en la familia. El autismo no es una enfermedad, es un sufrimiento complejo del cerebro en la que se implica en los problemas sociales, de conducta y de lenguaje. El autismo no discrimina.

No importa en qué parte del mundo usted viva. Sean hijos de ricos, de pobres, de personas comunes y corrientes o de personalidades conocidas. Cualquier niño puede tener autismo. El autismo afecta a la familia de muchas maneras.

La familia de un niño con autismo

El autismo es un enigma inquietante que afecta tanto al niño como a toda la familia. El cuidado que requiere un niño autista es muy exigente para la familia del niño. Los padres están expuestos a múltiples retos que tienen un impacto fuerte en la familia (emocional, económico y cultural).

El apoyo profesional puede ayudar a lidiar con un niño autista. Los consejeros ayudan a los padres a aprender la forma de manejar las conductas. El cuidado de un niño con autismo puede ser agotador y frustrante. Desafortunadamente, no todas las familias tienen acceso a estos servicios profesionales. Ya sea por falta de conocimiento o de recursos financieros.

Las muchas maneras que impactan el autismo

– Salud Mental – A veces el sentimiento de impotencia deprime a los padres. Barreras del idioma, muchas familias no saben a quién recurrir.

– Educación Especial (aprender a navegar por el sistema) – a donde recurrir. No todos los países, incluyendo los Estados Unidos, se refieren a las familias de habla hispana el mayor acceso a la información sobre el sistema educativo y cómo pueden ayudar a sus hijos.

– Gastos, Gastos y más gastos. Médicos, Medicina, Suplementos, Servicios de terapias – terapia del habla, físicas y ocupacionales pueden mejorar las actividades de lenguaje. Los niños con autismo necesitan desarrollar sus estándares sociales.

– Medicamentos – Aunque no existen medicamentos para tratar el autismo, algunos se utilizan para ayudar a controlar los síntomas.

– Los hermanos de los niños con autismo sufren mucho porque a veces sienten que se quedan de lado.

– Las relaciones de pareja pasan por duras pruebas, el alto índice de divorcios.

Autismo trae a las familias lecciones importantes sobre cómo aprender a tomar las duras exigencias de la vida con tolerancia y humor. Eso no lo hace todas las familias especiales.

El autismo, más que un problema que afecta a una persona, es un trastorno de incapacidad que afecta a toda la familia. Cuando los padres tratan de describir el vivir con un hijo con autismo, usan términos muy diferentes como: doloroso, incómodo, difícil, normal, difícil, muy satisfactorio, hace madurar, traumático, y otros muchos.

Lo cierto es que cada familia, y dentro de esta, cada miembro de la familia se ve afectado por el miembro autista de manera diferente. El impacto que produce el autismo, además de variar en las familias y en los individuos que las forman, cambia según la etapa en que se encuentra cada uno.

El efecto del autismo es parecido al que produce cualquier otra incapacidad permanente en un miembro de la familia, por lo que varios aspectos que son tratados aquí son comunes a varias deficiencias. Sin duda, el tener un hijo autista puede ser una de las experiencias más devastadoras para los padres, en particular, también para los otros hijos.

Lleva a la familia a graves tensiones y por momentos puede parecer el fin del mundo, pero no lo es, como tampoco el fin de la familia. Muchos han logrado vencer, y sus experiencias ayudan a otros a enfrentar la mayor fuente de preocupación, que es el miedo a lo desconocido.

Con frecuencia, los padres se sienten mal por medio de la adversidad, la intensidad y la contradicción de los sentimientos que el respeto del hijo autista y a la situación en la que viven. Una ayuda eficaz puede llevar a reconocer estos sentimientos como normales, que otros padres que ya han tenido y que no es vergonzoso o malo tener esas reacciones, ni si es una mala persona por tenerlas.

Cada familia se enfrenta a este desafío a su propia manera, sin embargo, existen elementos comunes que vale la pena destacar, y que normalmente se presentan en las diferentes etapas. Estos son los cuatro períodos críticos de transición por el que pasan todas las familias:

– Al recibir el diagnóstico
– Durante los años escolares
– Adolescencia
– la Edad adulta

el Artículo enviado por:
Maria Theresa Abinader
www.manitasporautismo.com

El sitio web autistas.org contiene información importante para padres de niños autistas en Brasil.