Entrenamiento para quemar grasa

La buena noticia es que todas las personas tiene los músculos abdominales: sin duda, en la mayoría de los casos, estos están cubiertos por grasa subcutánea. En sus esfuerzos para marcar el abdomen, las personas hacen dietas exageradas y practican rutinas con el objetivo de eliminar la grasa e incluyen numerosos ejercicios de abdominales.

Este método es inadecuado. Cualquier entrenamiento que se realice con el objetivo de quemar grasa sólo será eficaz si se combina con hábitos alimentarios adecuados, los cuales deben, al mismo tiempo, asegurar al organismo la energía y carbohidratos suficientes para ejecutar sus rutinas.

Ejercicios para eliminar grasa abdominal

Los ejercicios abdominales no son capaces de quemar la grasa abdominal; el único método para eliminar la grasa localizada es la liposucción. Cualquier rutina hace que los depósitos de grasa se utilizan como fuente de energía homogéneamente en todo el organismo. Lamentablemente, la grasa abdominal es la última a ser usada.

En sí, el gasto energético al hacer ejercicios abdominales es mínimo; así mismo, prácticamente no se necesita de energía (calorías) durante el proceso de recuperación después de hacer estos ejercicios. Se ha calculado que se necesitaría realizar 500.000 abdominales para quemar 1 kg de grasa, cantidad casi imposible de alcanzar.

Dieta para el abdomen perfecto

Hacer la dieta propia de un deportista con un montón de verduras es lo más importante para esculpir un cuerpo atlético y quemar grasa. Los malos hábitos alimenticios impiden que los más intensivos entrenamientos den los resultados esperados. Recuerde que una lata de bebida gaseosa dulce contiene las calorías que se gastan al correr 4km.

Sin duda, seguir parcialmente ciertas recomendaciones, como «no comer alimentos grasos» o «no comer después de las 6pm» no tendrá los resultados esperados. Las grasas son fundamentales para el metabolismo y la producción de hormonas; así mismo, la suma total de calorías durante el día es más importante que el número y la hora de las comidas ingeridas.

El metabolismo y la comida

El consumo regular de carbohidratos simples (azúcar, dulces) causa trastornos en el metabolismo y provoca el sobrepeso y la acumulación de grasa en lugares problemáticos. Si tu objetivo es adelgazar, lo más importante es empezar por prestar atención al índice glucémico de los alimentos y carbohidratos que consume.

El segundo paso más importante es que no se debe disminuir abruptamente las porciones ni hacer dietas exageradas. Cuanto menos comer, más lento el metabolismo responde y más cuidadoso (y miedo) que corresponde a la hora de gastar sus depósitos de grasa. Para acelerar el metabolismo, usted debe comer más, pero mejor.

El ejercicio y la quema de grasa

Los entrenamientos deben ser, no un método para quemar calorías adicionales o eliminar la grasa en un momento determinado, siendo un mecanismo para reestructurar el metabolismo y optimizar la producción de hormonas que favorecen la quema de grasas (la testosterona en primer lugar, la hormona de crecimiento).