El desayuno saludable

EL desayuno es importante para el metabolismo por dos razones: la primera: las calorías que son ingeridas por la mañana son principalmente utilizadas para garantizar el funcionamiento del organismo, y por lo tanto no se acumulan en forma de grasa. La segunda: no tomar café por la mañana abre el apetito y provoca que se coma en exceso durante el día y la tarde.

EL desayuno ideal debe basarse en hidratos de carbono de alta calidad con bajo índice glucémico, fibra y grasas saludables: estos productos proporcionan una sensación de saciedad durante un período considerable de tiempo y estimulan el funcionamiento de los intestinos. La peor opción para la mañana son alimentos dulces y cereales azucarados.

Muesli x Aveia

Por más saludable que parezca el muesli con miel, pasas, trozos de chocolate y avena integral, la avena por mucho siempre será una mejor opción. En el primer caso, porque la miel en sí contiene 0,02% de polen y otros componentes activos, y el 80% de su composición son los azúcares y el resto del 19,98% es agua.

Los copos de avena cuidadosamente hervidos (a diferencia de los granos secos y comprimidos) forman una masa en el estómago que dificulta la digestión. Es precisamente esta característica la mayor ventaja de la avena, ya que permite que se mantenga la sensación de saciedad por largos períodos de tiempo, mejora la flora intestinal y la calidad de la sangre.

Os melhores alimentos para o desjejum

1: La avena es una excelente fuente de minerales para empezar el día. Este alimento libera su energía en el organismo lenta y paulatinamente, fenómeno que permite que se sienta satisfecho durante un largo tiempo después de comer. Al mismo tiempo, mejora el funcionamiento de los intestinos y disminuye los niveles de colesterol en la sangre.

2: El muesli puede ser reemplazada por la de avena en caso de no disponer de tiempo suficiente durante la mañana para cocinar. A la hora de comprar muesli, lea atentamente toda la información del embalaje y asegúrese de que el contenido de azúcar, miel, frutos secos (pasas, piña, entre otros) y otras fuentes de carbohidratos rápidos sean los mínimos.

3: los Productos lácteos. Si usted es tolerante a la lactosa, no tiene motivos para restringir el consumo de quesos frescos (queijada, queso quarck, cuajada) o avena en la leche. Los productos lácteos son una excelente fuente de proteínas con alto porcentaje de asimilación por el organismo; así mismo, los aminoácidos que contiene son de alta calidad.

4: Huevos. Siempre ha existido el mito sobre el peligro de que los huevos representan para la salud del organismo, idea motivada por el supuesto incremento de colesterol que ellos provocan. Muchas investigaciones recientes desmienten esta información y afirman que el consumo de huevo, implica sólo a los beneficios (tanto la clara de huevo, como la yema).

5: Frutas de temporada. La mañana es el mejor momento para las frutas: el azúcar natural que contiene estos le dieron energía, mientras que la fibra proporcionará un balance calórico. Se puede consumir la fruta o como complemento para la avena y muesli, ya mencionados; de la misma manera, se puede hacer un batido de frutas con leche u otro producto lácteo.