Los Alimentos ricos en proteínas

La proteína es el componente más importante de la alimentación, sin la cual no se puede ejercer de los procesos metabólicos propios de una persona sana. El cuerpo humano está compuesto casi de 50% de proteínas: desde los músculos y tejidos de los órganos, hasta las capas de la piel y del pelo.

Los aminoácidos son la estructura de las proteínas. Tanto las proteínas animales como las vegetales están compuestas de aminoácidos, como si estos fueran los cimientos de un edificio. Existen más de 200 tipos de aminoácidos, de los cuales solo 9 tipos no pueden ser sintetizados por el organismo, razón por la cual deben ser suministrados al mismo a través de alimentos y/o suplementos.

la Ingesta diaria de proteína

La teoría de que las proteínas deben ser la base de la dieta humana es errónea. Los estudios más recientes recomiendan que la ingesta diaria debe estar entre 1,5 y 2,5 gr de proteína por kilogramo de peso, o sea, entre el 20-30% de las calorías diarias consumidas. Un hombre de 75 kg debe consumir 100 g de proteínas al día.

Lo más importante es prestar atención a la calidad de las proteínas, más que en la cantidad. Es fundamental restringir el consumo de chorizo, salchichas y otros embutidos: los científicos se preguntan seriamente sobre la posibilidad de que estos productos aumenten el riesgo de cáncer. Lo mejor es mantener un menú con proteínas variadas.

Proteínas animales

Los alimentos de origen animal como las caras, los pescados y los productos lácteos son las principales fuentes de proteína. La carne cruda y el pescado son compuestos casi el 25% de proteína: más de 30 gr de proteína en un pedazo de carne de 100 gr, 25 gr de proteína en 100 g de pechuga de pollo y 20-25 gr en un filete de 100 gr de pescado.

El coeficiente de absolución de las proteínas animales es el más alto y oscila entre el 90 y 95%, valores comparables a los batidos de proteína. Este elevado porcentaje de asimilación es posible gracias a la cocción de la carne antes del consumo, ya que este proceso facilita la absolución de los aminoácidos contenidos en las proteínas.

Productos lácteos

a La hora de hablar de productos lácteos ricos en proteínas, el queso y el quark ocupan un lugar importante. El quark de alta calidad (queso batido) contiene 15-25gr de proteína por cada 100 gr de producto (valores comparables con la carne). El valor exacto depende de la marca y del porcentaje de grasa del quark: cuanto menos grasa, más proteínas.

El queso también es un alimento rico en proteínas de alta calidad: entre 25-30 gr de proteína por cada 100 gr de producto. Sin duda, la cantidad de grasa en los quesos es superior y alcanza entre un 20-30%. La leche cierra la lista, ya que contiene aproximadamente 3-5gr de proteína por cada 100 gr, o sea, de 8 a 12 g en un vaso grande.

Proteínas vegetales

La cantidad de proteínas de los vegetales depende, no sólo de las plantas en sí, como también de las partes de la planta o vegetal que se utilizan y en qué circunstancias son añadidos a la comida. Los granos y sus derivados (cereales, harinas) son alimentos altamente proteínicos, mientras que los tallos y raíces contiene mucho menos proteínas.