Adaptación a la escuela de niños de 3 a 5 años

Tanto para los niños veteranos como para los principiantes, su adaptación a la educadora de la escuela es, sin duda, el aspecto principal de esta fase, esto porque para los más pequeños, el punto de referencia principal es el adulto que está con ellos y que los van a cuidar.

Si su hijo va por primera vez a la escuela, vea cómo usted puede ayudar en la adaptación de la escuelar. Cuanto antes a trabajar en esto, mejor para él y para ti. Es un momento delicado para toda la familia.

Adaptación de los niños de 3 a 5 años a la escuela

en Este sentido, la actitud de la educadora debe ser de acercamiento, respeto, afecto (sin ansiedad ni angustia) y de tranquilidad ante las reacciones típicas de la falta de adaptación: lloros, ataques, se enfurece, etc. Que busque llamarlo desde el principio por su nombre al mismo tiempo que la educadora le dice.

También es importante que la educadora conozca algunos rasgos generales de la personalidad del niño, datos que se obtengan a través de la entrevista con los padres, o a través de la información o de la antigua educadora de los niños.

en Definitiva, se trata de que la educadora trate de «crear un clima de seguridad afectiva para que el niño se sienta segura de sí misma individual y colectivamente’.

en Este sentido, sería interesante tratar de que cuando llegue alguna niño nuevo, los que son del año anterior, o que ya lleven venido unos días, hagan cargo de mostrarle la sala, les dicen sus nombres, lo que les gusta de jugar, etc.

El niño se adapta al nuevo espacio de la sala de clase

El alumno, siendo nuevo o no, estará en una sala distinta de la de su casa o de la habitación del año anterior.

Es importante que el niño se sienta a gusto en este espacio, que lo conozca, y si se desplacen en él para conseguir que afectivamente le diga algo. Que sea algo tuyo. Así que debemos tratar de familiarizarlos con la distribución del material, su espacio para guardar sus materiales, el espacio que ocupa en el suelo a la hora de las bromas, etc.

También el niño debe adaptarse al nuevo espacio que le corresponde en la cafetería: en que mesa se sienta, en que lugar, al lado de amigos, etc.

El niño se adapta al resto de la escuela

El mundo de la escuela no se limita a una educadora y una sala de clase, pero en una escuela hay mucho más cosas:

ESPACIOS INTERNOS: Otras salas, cocina, enfermería, oficina, baños, etc.

ESPACIOS EXTERIORES: Patio niños mayores, patio de pequeños, árboles, rejas, en los alrededores de la escuela.

las PERSONAS: el Personal de la cocina y de la limpieza, otras educadoras, médico, coordinador, personal de mantenimiento, etc., con las funciones que cumplen cada uno de ellos.

Los padres también deben adaptarse a la escuela

se Debe considerar la angustia que implica a los padres de separarse de sus hijos y tener en cuenta el sentimiento de culpa que esto conlleva. Intentemos comprender sus ansiedades, y la mejor forma de hacerlo es hablando-les con seguridad y afecto que se den cuenta que conocemos tanto su situación como la de los niños, de tal forma que tengan la absoluta seguridad de que sus hijos van a adaptar muy bien a la escuela.

Una buena forma de entrar en contacto con los padres es la entrevista, o entregar y comentar que les hoja informativa (o agenda del niño) sobre la adaptación.